Hacking my vagina

Interesante proyecto: Cuando Beth, ingeniera informática, desarrolladora de hardware libre y aficionada a la ingeniera inversa no obtuvo todo lo que esperaba de su último gadget sexual hizo lo que cualquier hacker digno de tal nombre haría: entender cómo funciona, rediseñar y fabricar una modificación del mismo adaptada a sus necesidades.

El proceso incluiría el uso de tecnologías ‘Open Hardware’ como arduino o impresoras 3d. El resultado final un vibrador inalámbrico, un juguete sexual que responde a un interfaz virtual con sensores ultrasónicos.

Todo el proceso puede seguirse aquí.


 Google+