Un teclado que se lava con agua y jabón

Los teclados sucios tienen los días contados: Logitech ha creado uno que siempre estará limpio como una patena, ya que puede ser lavado con agua y jabón.


El modelo es el K310 y la idea es que sus compradores puedan dejar de preocuparse por los goterones de café o de refresco que caigan sobre él. Para limpiarlo, tan solo hace falta desconectarlo de la CPU, enjabonarlo, aclararlo con agua, dejarlo secar y volver a usarlo sin problemas. Evidentemente, el agua no debe entrar en contacto con ninguna otra parte del ordenador.

El invento de Logitech es una muy buena alternativa a todos esos kits de limpieza de teclados que abundan en el mercado (en los que normalmente suele venir una esponja y un liquido limpiador), ya que permite un lavado más a fondo sin que tengamos miedo a que deje de funcionar por ello.

Hace unos meses, la organización Keeping It Kleen (organización que tiene como objetivo concienciar a los ciudadanos norteamericanos de los peligros que supone el no tener la casa limpia.) publicó un gráfico en el que se mostraban los datos de diferentes investigaciones sobre suciedad. En él, se advertía que un teclado de un ordenador podía contener hasta 60 veces más gérmenes que un inodoro.

Tan repugnante hecho se debe a que son muy pocos los que limpian este periférico, que con el paso del tiempo va acumulando una gran cantidad de suciedad. Pero aunque Keeping It Kleen asegura que los teclados tiene un nivel de mugre 150 veces mayor que el nivel recomendable, hay otros cacharros incluso más sucios:  se calcula que el 16% de los móviles tiene restos de heces humanas y el aparato más sucio de la casa son los mandos a distancia.


 Google+