Aburrimiento en el F1 GP Brasil

Así de aburrido fue el gran premio de Brasil.

fernando_alonso_toma_el_sol_f1_gp_brasil

Fernando Alonso, tras abandonar durante la Q1 por avería en su coche, se sentó a esperar a que finalizase la sesión de clasificación disfrutando de un poco de sol antes del volver al box.

Esto auguraba lo que nos dejaría el gran premio de Brasil.

En la salida no hubo mayor espectáculo, ni incidentes, Bottas pudo ganar algunas posiciones saliendo por la derecha pegado al muro, pero poca cosa más.

Después de 71 vueltas, Rosberg gana la carrera, Hamilton en ciertas momentos tenía mejor ritmo e intentó que el equipo le cambiase la estrategia para pasar a su compañero de equipo, pero el equipo se negó. Quería asegurarse el subcampeonato, cuestión de dinero.

Hamilton aún así intentó pasarle, pero según comentaba por la radio, cada vez que se acercaba era totalmente imposible de conducir el coche.

Esto hace que la F1 sea increíblemente aburrida. Llevamos muchos años así, primero por la aerodinámica con RedBull y ahora con los motores de Mercedes, el caso es que ya no se ven remontadas espectaculares, y como pilotos y coches eran capaces de alcanzar al primero y llegado el caso incluso pasarle.

Todo eso ha quedado atrás a pesar de los cambios de regulación y los nuevos motores.