Todo protegido con Google Cloud Storage

La seguridad en Internet es algo suficientemente importante como para tomarlo muy en serio. Con más motivo ahora que se popularizan los servicios en la nube que nos permite disfrutar de nuestra música, emails, documentos, notas, amigos, contactos, agenda, en Internet, siempre accesible y desde cualquier dispositivo.

Google Cloud Storage es un servicio cloud computing que permite almacenar cualquier cosa que necesites. Recientemente han anunciado que de manera gratuita y automática todo el contenido se encripta antes de almacenarse en su plataforma.

En el momento que decidamos subir cualquier dato este se encripta automáticamente, si volvemos grabar algún fichero antiguo que ya tuviésemos subido previamente a este nuevo anuncio, también será encriptado y todos los objetos anteriores a esta nueva función se encriptarán de manera transparente para el usuario en los próximos meses.

Google maneja de manera transparente para el usuario (sin necesidad de indicar nada ni de establecer ninguna configuración nueva) las keys (claves) de encriptación y desencriptación. Cada objeto en sí mismo y su metadata (información especial del objeto) se encriptan con el estándar de encriptación avanzado de 128-bit (AES-128) y a su vez cada clave se encripta con otras claves maestras que van rotando con cierta regularidad. Google también establece una política muy estricta de control de acceso y auditoria.

Esta nueva funcionalidad se añade a la encriptación básica disponible en los Persistent Disks y los Scratch Disks actualmente disponibles en Google Compute Engine.