El FBI arresta a seis ciberdelincuentes que habían infectado 4 millones de ordenadores

El FBI ha anunciado el arresto de una banda de ciberdelincuentes que había infectado 4 millones de ordenadores en todo el mundo. Los delincuentes contaminaban las DNS de los ordenadores afectados y habían conseguido recaudar 14 millones de dólares.

La operación llevada a cabo por el FBI ha estado bautizada como ‘Ghost Click’ (click fantasma’. Los investigadores del cuerpo de seguridad de Estados Unidos llevaban desde 2007 siguiendo a una banda de ciberdelincuentes que estaba propagando estafas en forma de malware por todo el mundo.

Según los datos del FBI, los ciberdelincuentes utilizaban un malware que cambiaba las DNS de los equipos de los usuarios, permitiendo a los delincuentes utilizar los ordenadores de sus víctimas para acceder a páginas web sin su consentimiento.

Desde 2007, los cibercriminales de Estonia han infectado más de 4 millones de equipos en 100 países distintos, por lo que la operación del FBI ha supuesto una lucha contra el cibercrimen a nivel mundial. Solo en Estados Unidos, el FBI ha confirmado que hubo alrededor de 500.000 ordenadores infectados, “incluyendo computadoras que pertenecen a particulares, empresas y a agencias gubernamentales como la NASA”.

Los seis cibercriminales detenidos por el FBI habían conseguido recaudar más de 14 millones de dólares (10,3 millones de euros) gracias a la distribución de su malware. Al cambiar las DNSs los cibercriminales podían acceder con los equipos infectados a páginas desde las que podían reunir sus ingresos.

Los delincuentes, que han sido detenidos en Estonia por autoridades del país, podrían ser extraditados a Estados Unidos. El FBI ha confirmado que los servidores DNS falsos utilizados por los ciberdelincuentes han sido intervenidos, pero ha advertido a los usuarios de que si creen que se han podido ver involucrados en la estafa, deben revisar sus DNSs o contactar con un profesional.

:: Link